Referentes Historicos

REFERENTES HISTORICOS

PERUCHO TERRITORIO DE LOS PIRUCHOS

100_0126

Los orígenes de Perucho se remontan a épocas prehispánicas. La comunidad aborigen de los Piruchos, tenía una comarca extensa que lindaban con los Cochasquìes, Cayambis y Otavalos en la parte norte y, por el Oeste con las comunidades que en la actualidad conforman las Parroquias del nor-occidente.

Estos primeros habitantes se asentaron en la margen derecha de los ríos Guayllabamba y Pisque, desde las alturas del nudo de Mojanda Cajas, hasta las orillas del río Guayllabamba. Cuando los españoles llegaron a estas tierras, le bautizaron con el nombre de San Miguel de Perucho y desde entonces los entes administrativos y eclesiásticos lo registraron como la Zona Peruchana; denominación que perduró hasta la época republicana y que actualmente debemos recuperar como un elemento fundamental de la identidad de la zona nor-central del Distrito Metropolitano de Quito

Por siempre esta fue una comunidad próspera gracias a la riqueza de sus suelos y la explotación de la mano de obra local. Durante las luchas de la independencia el Mariscal Sucre destacó la participación del bravo “Batallón Perucho”.   La naciente república tuvo en la zona Peruchana una de las proveedoras de alimentos para los habitantes de Quito, destacaba la producción de caña de azúcar y sus derivados (aguardiente y panela) más algunas variedades de frutas, como naranjas, chirimoyas, café de altura, aguacate nacional, guyabas,etc. Todos estos productos eran trasportados a la capital por los arrieros a lomo de caballos y acémilas

Hasta 1868, Perucho era una región muy próspera pero resultó afectada por el devastador terremoto en Ibarra; y todas las edificaciones de este creciente Parroquia quedaron prácticamente destruidas.

A finales del siglo XIX y principios del siglo XX existieron epidemias de malaria y difteria, cuyas consecuencias se evidenciaron en la reducción considerable de la población infantil; pues en los archivos eclesiales de Marzo a Mayo de 1897, consta el fallecimiento de 132 personas.

El ambiente malsano y otras circunstancias provocaron una migración agresiva de los pocos pobladores, quienes se trasladaron a las partes más altas para dar lugar al crecimiento de los anejos que pronto buscaron su independencia para formar lo que ahora son las cinco Parroquias nor-centrales del cantón Quito (Puéllaro, 1861; San José de Minas, 1870, Atahualpa, 1894; Chavezpamba,1942).

Otros datos históricos

En la antigüedad, los principales asentamientos, estratégicamente ubicados, fueron las hoyadas de Alchipichi, Pinguilla, Porotopungo, Morascocha, Habaspamba, Conrogal, Irubí, Ambuela, Anagumba, Pirca, Piganta, Archibuela, Alobuela, Tutumbuela; aldeas que estaban estrechamente relacionadas y comunicadas.

El historiador Juan de Velasco, afirma que remontando el río Guayllabamba y sus afluentes, penetraron desde la costa ecuatorial, la cultura Cayapa Colorada avanzando hasta el norte para formar y fusionarse con la Cultura Caranqui-Cochasquí.

Con la presencia de los Incas, hacen resistencia a esta denominación, comandados por la Reina Quilago y el Cacique Muenango, quien en su vejez ya con la presencia de los españoles se refugia en el bohío de Ambuela donde muere.

A los pocos años de fundado San Francisco de Quito por los españoles, el Franciscano Fray Jodoco Rike; envía unos misioneros a estas tierras para la evangelización siendo el sacerdote católico Pedro Gocial; quien dirige la misión y como primer encomendero es nombrado el español Pedro de Puelles (1542 – 1550).

En el transcurrir de la colonia, fue una comunidad próspera y un sitio ambicionado por los españoles encomenderos por sus grandes extensiones territoriales, incluidas la servidumbre y semovientes. Los encomenderos dependían de los Corregidores de Otavalo, de Cayambe o de Quito; inclusive se entregó encomiendas en este sector a los descendientes de Atahualpa, como un mecanismo para consolidar la dominación española, basándose en las estructuras sociales incásicas y estableciendo formas de cacicazgo.

En las luchas por la independencia se destaca José Vinueza, héroe del 2 de agosto de 1809 (actualmente sus descendientes viven en Puéllaro); Julián Andrade nombrado Comandante del Batallón Perucho constituido y formando por el valeroso cura Dr. Vicente Calderón, quien pese a las amonestaciones del Obispo, mantenía clandestinamente el reparto, y por la valentía de estos hombres en la independencia, el Mariscal Sucre, simbólicamente le nombró Cantón. La aparición de plagas en los cultivos como el plateado en la chirimoya, la roya del café, el salitre que pudre las raíces de los árboles, fueron las razones más que suficientes para que la gente emigre en la búsqueda de otras tierras, siendo la causa para que en la actualidad la población de Perucho quede reducida a unos pocos habitantes. Es la parroquia más antigua, por lo que es considerada como la madre de todas las parroquias.

Visitas
018963
Your IP Address : 34.239.167.74
Como llegar
FanPage